El chico actual pone más interés en las alhajas

Desde hace siglos ha trabajado elementos obtenidos directamente de la naturaleza con la intención tener una vida mejor. De igual forma, como elemento decorativo se utilizaban piedras y cobre, plata, oro, hierro y bronce.

Primeramente se modelaron los minerales y también con el transcurso del tiempo se lograron dominar el hierro, la plata, el oro, el cobre y el bronce. Esta circunstancia generó nuevas profesiones.

Los collares, pendientes, colgantes, anillos, etc. se fueron haciendo cada vez mejor debido a la agudeza de los individuos competentes de pulseras hombre que modelaban la plata, el bronce, el cobre, el oro, el hierro y el jáspe, la cornalina, el cuarzo, la amatista y el ónice.

Como se empezaron a utilizar las piedras preciosas con el fin de hacer joyas nació un oficio diferente, el estudio del origen de el jáspe, el cuarzo, el ónice, la amatista o la cornalina. Se imaginaba que determinados minerales duros, brillantes y escasos eran buenas para curar algunas enfermedades, otras se apartaban por el convencimiento de que daban mala suerte pero no obstante ciertas gemas daban buena suerte a los hombres y mujeres que las llevaban.

Más adelante, al producirse una transformación social, tecnológica y económica hizo que el hierro, el bronce, el cobre y ciertas rocas se utilizasen en la metalurgia.

Las sortijas, exclavas, gargantillas, pulseras, etc. se refinaban cada vez más. Su significado estaba vinculado a el bienestar social. Y por supuesto por las pulseras, gargantillas, sortijas, esclavas, etc. que portaba un individuo se distinguía la implicación política y por supuesto si practicaba el cristianismo, el judaismo, el hinduismo, etc. .

Muchas joyas que se llevan en la actualidad provienen de China, Grecia, Roma, Mesopotamia, Egipto o la India.

Al hablar de piezas de joyería insinuamos algo que vale mucho, como son pendientes, collares, gargantillas, sortijas, pulseras, etc., que se fabrican con la amatista, el ambar, el agata, el aguamarina o la alejandrita y por supuesto platino y oro.

Los pendientes, relojes, collares, colgantes, anillos, etc. sirven para que las mujeres se sientan bellas, y por supuesto se consideran un distintivo de elegancia.

El chico actual pone más interés en las alhajas que se pone. La variedad de accesorios es enorme, como son alfileres de corbata, pulseras, collares, alianzas, gemelos, aretes, etc. Se utilizan metales de onlysilver como son el producto ferroso con aleaciones de hierro y carbono o la aleación de acero, cobre y zinc y también se mezclan con cuero, polímero elástico, etcétera de todas formas el oro y el platino son los que más se utilizan.

Las cadenas, alianzas, pulseras, etc. de los chicos diremos que son menos sofisticadas que las pulseras, pendientes, colgantes anillos, etc. de las señoritas, no suelen llevar gemas.

Acuérdese de que si lo desea podría dar un toque personal a un reloj, unos gemelos, una pulsera, un colgante, etc. con objeto de que sea original y única.

En las tiendas on line existen un gran número de empresas que se dedican a esto.