Huéscar Joyeros opiniones

Les conocí a través de Amazon y ya compro directamente en su web donde te atienden por mensajería y son muy eficientes. A lo largo de todas las civilizaciones las sortijas, esclavas, gargantillas, pulseras, etc. se han pensado tanto para las féminas como para los hombres, en África, Europa, América y Asia. Siempre se han utilizado para acentuar la belleza de las personas y como ornamento.

Los primeros collares, broches, brazaletes, etc. se hicieron en El continente considerado como la cuna de la humanidad, en concreto durante la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.

Hace siete mil años aparecieron esclavas, gargantillas, alianzas, aros, etc. de un metal brilante, muy maleable y de color pardo rojizo.

Durante la civilización que nació al aguparse los asentamientos ubicados en las en las riberas del cauce medio y bajo del nilo las gargantillas, puseras, exclavas, sortijas, etc. simbolizaban estatus y se utilizaban para las iglesias.

En la grecia antigua no llevaban casi nunca broches, alianzas, esclavas, pendientes, etc. y cuando decidían hacerlo era para situaciones especiales. Se usaban para regalar y además las mujeres se ponían joyas para mostrar su opulencia y belleza.

Cuando los ciudadanos de roma dominaron europa, se empezaron a hacer joyas diferentes. Los gemelos personalizados que más éxito tuvo llegó a ser el cierre formado por dos pieas una de las cuales engancha en la otra, de esa manera no se descolocaban las prendas. Utilizaron muchos materiales, debido a que tenían muchas alternativas en todos los territorios. Fabricaban brazaletes, collares, pendientes y cierres. También fabricaron joyas que cuelgan de un cordel y se les introducía colonia. Las señoritas lucían sortijas, aretes, esclavas, prendedores, gargantillas, etc., mientras que los señores llevaban anillos.

Durante el periodo de transición entre la edad media y los inicios de la edad moderna y el proceso de exploración y descubrimiento de nuevas tierras y nuevos recursos hiceron que la joyería en Europa tuviera un gran avance.

En los quince años que permaneció en el poder de un gran imperio en francia el general napoleón bonaparte. Los creadores de joyas fabricaron esclavas, tocados, alianzas, aros, gargantillas y adornos que se llevaban prendidos en la ropa a conjunto.

Los cambios sociológicos, políticos y económicos y además el paso a una sociedad industrializada hicieron que apareciera una clase social con un nivel socioeconómico medio que podía adquirir tiaras, joyas que enganchan sobre las prendas, cadenas, etc..

En los últimos años los nuevos sistemas y el uso del hierro, estaño, aluminio, cobalto, bronce, etc. han convertido las joyas en un producto renovado, y por supuesto al alcance de todos los bolsillos.